“No puede haber soledad”

Volverse mamá es excitante, mágico, maravilloso, y agotador, atemorizador, solitario… Leemos los artículos sobre amamantar, alimentar, cambiar pañales, bañar a nuestro bebé…todo sobre nuestro bebé y pasamos por alto, hasta que nos golpea, como lidiar con la soledad que vendrá.

No se si habrás escuchado aquello de que “puedes estar rodeado de personas y aún sentirte solo”… no lo descubres bien hasta que eres mamá, sobre todo si te vuelves madre en un lugar donde no tienes un círculo de apoyo constante, como el lugar donde viva tu familia o tus amistades. Si, como yo tuviste a tu bebé a miles de kilómetros de distancia de donde viven tu madre, tía, hermanos, tu mejor amigo o amiga, como madre nueva esas “oleadas” de soledad vendrán acompañadas de sentimientos de pérdida de tu identidad mientras tratas de maniobrar con la vida de una forma que nunca antes experimentaste y simultáneamente te ocupas de tu pequeña personita que depende para todo de ti, pero que si lo piensas un momento, también es un extraño que poco a poco estás conociendo y aprendiendo a descifrar.

Incluso en ocasiones podrás estar rodeada de personas y sentir que este nuevo rol te presiona a ni siquiera mencionar como te sientes; por miedo a ser juzgado, a que te tilden de débil o mala madre.

En mi caso, por ejemplo (será porque soy cubana y los cubanos tenemos fama de no deprimirnos) cuando me he sentido sola, y se lo he comentado a alguien, casi al mismo tiempo me estoy arrepintiendo de siquiera haberlo mencionado. Algunos de plano te dirán que exageras, que ahora ya eres madre y debes “rendirte” a tu bebé y solo así serás feliz y te sentirás acompañada. 😳 Y quién dijo que te sientes abandonada por tu bebé? Es acaso, tan terrible que una madre nueva reconozca que extraña su vida social, su trabajo? Otros te dirán que “disfrutes este abandono, pues pasa rápido y el tiempo de abrazar a tu bebé no regresa”. Como si sentirse en soledad fuera una cosa que tuviera rasgos disfrutables, como si nos estuviéramos quejando de cargar a nuestro hijo en brazos todo el día, o hacerlo todo por y para él. Pocas personas comprenden o recuerdan que hablar todo el día con un bebé, que no te contesta y sabes que aún no te entiende, es beneficioso para el bebé (así que debes continuar haciéndolo, sin dudas) pero a veces también te hace sentir al borde de la locura. Así que mi post de hoy va dedicado y empeñado en ayudar a aquellas mamás que se sienten solas. Y digo que se sienten solas, que no es lo mismo que de hecho estar solas. Y a las que están por ser madres para que estén sobre aviso de que estas cosas a veces pasan, pero; es verdad, no podemos convertirlas en el fin del mundo; no nos queda otra que alinear los chacras y seguir adelante, por nuestros hijos, y también claro que si, por nosotras. No estás sola, y todo va a estar bien.

1. Involúcrate aunque sea en social media.

Nunca habría dicho algo como esto antes de ser mamá. Pensaba, “oh no! Cuando tenga un hijo casi no voy a estar en Facebook o Instagram, viviré solo con los ojos en mi bebé.” Pero la verdad es que ahora que mi hija está dormida, (en mis brazos por cierto) ella no se entera que en mi teléfono estoy buscando soluciones para que le duelan menos sus enciítas echando dientes, al tiempo que multifunciono copiando de un perfil de Instagram una receta vegetariana para una sopa de hongos y escribo el post que ahora lees, todo esto mientras chateo en facebook con una amiga que vive en Panama! Las redes sociales pueden dejarte un mal sabor como madre nueva si te enfocas en que todo lo que ves es cierto. La inmensa mayoría de las cuentas de IG o FB de las madres de hoy, muestran súper mamás que recuperaron su forma corporal anterior al parto, en un mes. Mamás que milagrosamente encuentran tiempo para atender a su pequeño sin procastinar el arreglo de su huerto, ejercitarse una hora al día, comer sano, ir a clases de bordado, de fotografía , y otro tanto de cosas sin olvidar su vida social. Chicas! Si ustedes de verdad creen que esto es cierto, son muy ingenuas. Estas mamás, o tienen mucha ayuda o algo (que nosotras no vemos) no está marchando bien, y está sufriendo. Nadie pone el 100 % de la verdad en las redes, sobre todo si se trata de malos momentos. Yo misma no pongo fotos de mi hija llorando, por qué? Para que voy a transmitir mala onda, con el montón de mala onda que ya hay. Así que lo que ves, no es toda la verdad, no te pongas eso como meta, pero sobre todo, NO TE COMPARES! Tu caso es tuyo, y de nadie más, mientras sigas comparando lo que te sucede a ti con lo que hacen otras madres, te sentirás un fracaso y en aislamiento. Toma de las redes lo mejor. Las fotos de lugares bonitos, los vídeos de animales, las recetas para cuando encuentres el tiempo, las ideas para hacer cosas con tu bebé etc. Conversa con tus amigos, conversa con madres reales, amigas, empieza sincerándote sobre tu problema y verás que el feed back es también sincero.

2. Sal de la casa!

Con o sin tu bebé. Una vez a la semana mi bebe se queda en brazos de su papá y yo me voy a pasar una hora o dos sola, haciendo… cualquier cosa. Vuelvo renovada. Además cada vez que podemos nos vamos todos juntos o solo ella y yo, al parque, al río, aunque sea al supermercado. Pero no te olvides de que la soledad a veces es potenciada por las cuadro paredes que te rodean. Si quieres y puedes hacer como meta al menos una vez a la semana salir con tu bebé a algún lugar donde sabes que es probable encuentres otras madres, prueba, y te sentirás más parte del mundo.

3. Face Time

Al menos una vez al día llama a tu tía, o a tu mamá o a una amiga. Pero no solo llamar y escuchar la voz, sino ver las caras de la persona del otro lado del hilo, es más efectivo. Hice esta costumbre desde que Isla era muy bebecita; pues en primer lugar se que les alegra mucho verla; pero además me siento más acompañada.

4. No seas tú quien abandone!

No te olvides de tus amigos. De los que tienen hijos y de los que no. Desde que mi hija nació, es cierto las personas me enseñaron su verdadero rostro. Hubo quienes viviendo a poca distancia, desaparecieron, y quienes viviendo muy lejos, me acompañan a diario. Aprende a quien debes conservar, quien es verdadero, y mantén ese vínculo. Es fácil “acompañar” cuando eres móvil, y estás presto a brindar tu mano, y puedes salir e ir de tragos, y ser divertido; lo difícil es cuando tienes tiempo limitado, cuando ya no puedes quedarte hasta tarde, o vienen a verte y estás fea y despeinada, o cuando estando lejos no puedes si quiera escribir todas las semanas. Por eso, no sufras por los que se han ido, en cambio valora y honra a los que se han quedado.

5. Enfócate en algo que te haga sentirte tú otra vez.

Una de las cosas más difíciles de volvernos madres es que no tenemos tiempo para nosotras mismas, y nos olvidamos de que somos un individuo. Encuentra al menos una hora o dos a la semana en que hagas algo que es absolutamente tuyo y de nadie más, o para ti y para nadie más. No se puede amar completa y entregadamente a alguien más si no nos amamos nosotros mismos primero. Así que debes darte tu amor. Hay a quien le gusta estar solo. Esto me recuerda a mi madre, que siempre me dice que ella prefiere estar sola que mal acompañada… pero siempre pienso: no es lo mismo estar solo que sentirse solo. Te gusta estar sola, porque sabes que puedes estar acompañada en cualquier momento. Así que combate el “sentirte sola”. Si es salir a caminar, a arreglarte el pelo o las uñas, crear un proyecto, escribir un blog!!! Lo que te apasione. Encuentra un momento para hacerlo, y no te disuelvas en el “ser bebé” las 24 horas los 7 días. Verás como la sensación de soledad se hace más pequeña.

6. Lee libros y artículos reales.

No estoy hablando de los libros que te explican “qué interpretar de los tipos de llanto de tu bebé”, no; te hablo de los libros que hablan de los problemas que vienen con la maternidad. Encuentra el libro que te hable directamente a ti como madre y úsalo como libro de cabecera. En mi caso ni siquiera fue un libro de maternidad. Casi inmediatamente después de parir descubrí a Laura Gutman, argentina con diversas publicaciones sobre el tema, y deseé haberla leído antes. Pero antes de Laura y aún sobre mi mesa de café mantengo los One Liners de Ram Dass y otro que recopila 365 pensamientos sobre la maternidad, de diferentes autores, muchos de ellos padres y cuando ando un poco perdida abro en cualquier página y le encuentro sentido al momento.

7. No te sientas mal por pedir ayuda.

Yo sé cómo se siente pensar que debemos y tenemos que hacerlo todo. Pero no es así, existen personas a nuestro alrededor que pueden ayudarnos. Recuerdo antes de parir, una amiga muy querida en Cuba me aconsejaba, no lo hagas todo tú; involucra al papá en todo lo que puedas. Y tenía razón. De lo que tú eres capaz, el papá también lo es (excepto amamantar, pero pueden dar un biberón; los papás pueden hacer cualquier cosa: cambiar pañales, preparar una botella, lavar los platos, o limpiar la casa, o tener al bebé en brazos por un rato para que puedas tomar un baño en paz). Además esto, en vez de hastiar al papá, lo hace sentirse más involucrado y conectar más con su criatura. Las abuelitas, los cuñados o hermanos, los amigos, quien creas que puede darte una mano, el día que lo necesites, llámalos, pregunta si pueden venir a estar una hora al menos contigo. Una hora a la semana que alguien te dedique aunque sea a sentarse a hablarte de la cosecha de arroz en China, será intensamente beneficioso para ti y trabajará prodigios en tu estado de ánimo. La de veces que sé que no tengo a quien llamar es cuando mi ánimo va para abajo, entonces tengo que recurrir a la opción 1- o 3- para aunque sea tener con quien hablar (aunque sea por teléfono) y no llegar jamás a un estado depresivo.

8. No olvides tu vida de pareja.

Si tienes pareja, no le olvides. Parece sensato que al llegar la hora en que el bebé duerme, descanses tu cabeza en la almohada; pues en menos de lo que imaginas, todo está a punto de comenzar de nuevo. Pero entonces que tipo de vida tendrás? Considera media hora para bañarte si no lo has hecho aún, comer, y luego varía tus noches si tienes la suerte de que tu persona esté en casa. Vean una película, conversen, pónganse románticos, háganse un masaje o un facial, o escuchen música… cuestión de que no te vayas a la cama detrás de tu bebé como algunos aconsejan, porque se irán distanciando y como dice un cantautor cubano, “la distancia tiene poderes definitivos”. Tener un bebé a veces parece que lo apaga todo, y tenemos que hacer un esfuerzo mayor para que la vida sea vida.

9. Piensa y ten la certeza de que esto no durará para siempre. No dura para siempre ok? Que estés y te sientas alejada de tus amigos, que no tengas vida social, que no puedas trabajar como antes, que creas que has perdido tu identidad; nada de eso va a durar hasta que tu hijo llegue a la mayoría de edad. Los estudios que me he leído casi todos coinciden en que las madres que se sienten así, lo sienten en el mayor por ciento, antes de que el bebé cumpla el año. Y casi todas también en los primeros 6 meses después del año notan que hay mucha mejoría. Todas coinciden en que los primeros 60 días son los peores y que después de los 6 meses de vida de sus hijos, todo se hace notablemente más fácil. Así que ya sabes, aunque sea date 6 meses antes de empezar a buscar la soga para ahorcarte. 😄 bromeo.

10. Si sientes que estás demasiado solitaria, demasiado abandonada, demasiado cayendo por el agujero del conejo que perseguía Alícia pero sin llegar a Wonderland, habla con tu médico. Sentirse en soledad, puede ser un síntoma normal después del parto, pero si se torna en más que un caso de reajustar nuestra vida al cambio (ya que todo ajuste y/o cambio implica un poco de dolor y sufrimiento, es normal) debes buscar ayuda especializada. Es conocido que muchas madres a pesar de estar rodeadas de amigos y familiares después del parto, continúan sintiéndose cada vez más solas. La depresión post parto muchas veces pasa inadvertida porque para muchas madres y familiares es inadmisible. No quieren “saber” que les está sucediendo algo así. No quieren ser tildadas de débiles, de histéricas y lloronas y aguantan hasta que revienta la cuerda por alguna parte. Si sientes que andas perdida en una niebla, busca La Luz de un especialista, pues amar solamente a veces no es suficiente. Tú no eres histérica, ni llorona, ni débil; trajiste al mundo a otra persona que te cambió físicamente, que además te hizo cuestionarte todo lo que eras y lo que serás porque ahora él o ella es tu responsabilidad. Eso implica un reajuste extremo, (no solo de vida, sino también de hormonas, de nuestra química más básica) que a veces no podemos hacer solos.

Y me voy despidiendo, pero no es en una nota triste. Estoy aquí, y estoy en Facebook y estoy en IG, y siempre estoy dispuesta a hablar, y a compartirte canciones, fotos, historias, vídeos. Acompañate! No puede haber soledad para ti, mientras yo exista! Chao hermana loba. 🐺 Aúlla si me necesitas.🍋

La canción de la muñeca fea.

No puede haber soledad

Anuncios

Publicado por

leemompartio

Soy la mamá de Isla y tu hermana. Otra loba de la manada.

8 comentarios en ““No puede haber soledad””

  1. Siempre que te leo a ti o a naranja dul o a cualquier otra me vienen a la mente aquellas mujeres que parieron muchos hijos porque no tenían otra opción, no había aborto legal, pastillas, vacunas, dispositivos intrauterinos, y tener relaciones sexuales con tu esposo usando condon podía ser considerado una ofensa para el esposo, la iglesia y la sociedad. Esas mujeres sin familias, quizás hasta sin amigos, sin Facebook, sin instagram, Twitter o google para encontrar soluciones rápidas a sus cuestionamientos sobre que es mejor para mi bebé, que leche usar, como aliviarlo de un cólico, etc, aprendieron en la sabiduría popular, en los consejos de una abuela, eran ayudadas con los hijos más pequeños por los hermanitos mayores, se sentirían solas? Quizás, pero no conocían otra cosa. Y así creció la humanidad, las mujeres del siglo pasado tenían entre 5 y 6 hijos promedio, a finales del siglo pasado todos los que veníamos de familias con al menos tres hermanos decidimos que 2 era el número mágico. Para muchos hoy el número mágico es 1. Que pasará mañana? No se, el mundo se poblará de chinos y en 500 años la población mundial tendrá los ojos rasgados. 😂😂😂😂 Nada singular si pensamos que hace sólo unos milenios atrás éramos monos.

    Me gusta

    1. Probablemente. Creo que parir 5 hijos o 6 fue necesario para poblar el mundo, sin dudas. Hoy el mundo está superpoblado, contaminado, lleno de enfermedades, migración por subdesarrollo… me parece inteligente tener un hijo o no tener ninguno, como lo es también adoptar niños que han sido víctima de abandono, que han quedado huérfanos…sin embargo muchas abuelas y otros miembros de la familia se oponen a que hagas algo como esto porque es como tabú… como no parir en un hospital… lo que es socialmente correcto es lo que nos han metido en la cabeza pies los siglos de los siglos: que la mujer pertenecía a la casa pariendo y cocinando. Fíjate que es en los paises con más subdesarrollo y más influencia De la Iglesia donde más se pare. Lo otro es que definitivamente puede que muchas de esas mujeres se hayan deprimido y no tuvieran ni a quien contarle, o no supieran ni qué les estaba pasando; la depresión es un padecimiento… una enfermedad… el VIH lo es también y por algún tiempo anduvo sin que se le diagnosticara, es por eso más héroico el primero o el 10mo ser que lo padeció?

      Me gusta

  2. Hola lili que bonitas palabras, me sentí muy identificada con ellas, no soy madre, pero puedo imaginar, que todo lo que uno pueda sentir en la distancia, soledad , falta de identidad, se multiplica cuando tienes una criatura que depende de ti y de tu estado de ánimo, te felicito, por tu aptitud y por el tiempo que nos regalas al escribir tan bonito Blog.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola,

    Soy mamá cubana de una bebé de 10 meses (aún esperando la mejoría después del año jejeje) y vivo en París lejos de la familia y los amigos, por lo que me identifico mucho con lo que describes.
    Es curioso como casi nadie cuenta lo difícil de la maternidad y como a nosotros lejos esas dificultades se nos acentúan.
    Gracias por compartir tus ideas y por el apoyo.
    Saludos,
    Aracelys

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Aracelys. Isla también tiene 10 meses. Ni quiero hablar mucho del tema porque cada vez que digo que va mejorando, empeora jaja! Las noches han mejorado. Que tal las tuyas? Pero así mismo es, me maravilla ver las mamás (por ejemplo en IG) súper fitted con un montón de tiempo para dedicarse a ellas mismas y todo bien y de rosa. Me intriga mucho esa vida porque no veo como es posible sin ayuda constante. Y no es que quiera sonar negativa en mis posts es solo que quiero que si existe alguna mamá que se sienta agobiada, sepa que existimos otras en el mismo equipo y que nada es para siempre y hay que manejar esto de ser mamá nueva y a solas de la mejor manera posible, porque esta etapa vuela, todo pasa y no hace falta que quede un mal sabor. Estamos haciéndolo lo mejor posible. No es así? Un abrazo desde aquí. Y ya sabes que puedes contar conmigo.

      Me gusta

  4. Pues las noches para que te cuento, ya yo dejé de esperar una noche completa jejeje no creo más en eso.
    Nosotros decidimos hacer colecho a la japonesa y dormimos todos en el mismo cuarto con nuestro colchón justo al lado del de nuestra bebé en el suelo. Ella tiene barra abierta toda la noche con la teta, así descansamos todos mejor, pues Gala hay noches que puede hacer hasta 6 micro-despertares que por suerte suelen ser muy cortos y yo apenas me despierto.
    Y otra cosa que me ha sido difícil aquí es el choque cultural con relación a la maternidad, aquí las mamás francesas no cargan a sus hijos para dormirlos, sino que les ” enseñan” a dormirse solos desde bebés a fuerza de dejarlos llorar, porque hay que a toda costa hacerlos independientes y mantener nuestra vida de antes.
    Yo he tenido que luchar contra esas costumbres de crianza del desapego, y es verdad que ser mamá latina fatiga más pero prefiero que mi hija se duerma segura en mis brazos sabiendo que siempre que me llame ahí estaré.

    Abrazos

    Me gusta

    1. Ay muchacha así mismo sin aquí las americanas, o las costumbres americanas, por decirles de una manera. Nunca me gustó la idea de dejarlos llorar hasta que se durmieran. Por una semana lo intenté, no dejándola llorar hasta que se desmayara del cansancio, sino chequeandola cada 2 o 3 minutos. El resultado? Algunas noches se durmió ella sola (y me quedó un mal sabor por no haberla acuñado entre mis brazos) otras noches fue peor que llorara pues es más difícil calmar a un bebé histérico que a uno que solo empieza a molestarse. Alguna vez durmió toda la noche? NO! Sabes que descubrí? Que los bebés empiezan a dormir toda la noche cuando están listos para ello. Que el colecho no es malo ni los va a habituar a siempre dormir con los padres, que todo no es más que justificaciones para vivir más la vida que tenían antes de ser padres, independientes, y sin tener que responder 24/7 a las demandas de un bebé. Para que co….s lo tuvieron entonces? No entiendo la necesidad de parir un hijo y salir corriendo a ser “normal” o a ser igual que antes. NADA es igual que antes, ni lo volverá a ser. Pero bueno, yo no voy a educar a las americanas jajaja, esa es solo mi opinión. Si te digo que la idea de que Isla tuviera su propia habitación me estresaba mucho mucho, aunque la puerta esté al frente de la mía y yo tenga un oído para sus despertares, extremadamente afinado. Pero si me daba cuenta de que nosotros al entrar al cuarto, a buscar algo, o a dormir definitivamente la molestábamos en su sueño y despertaba bastante a menudo. Cuando cumplió los 9 meses la cambiamos y déjame decirte que duerme mucho mejor, se despierta mucho menos y yo también. Antes ella a penas se movía en la cama yo despertaba y me costaba volver a dormir. Claro Isla hace rato que no toma leche de teta, que no es lo mismo contigo. Se duerme a las 7:30-8:00pm y tiene un despertar entre las 11-2am en algún momento. Y luego duerme hasta las 6. Ya le das comida sólida a Gala? O solo la teta? Por cierto me encanta ese nombre!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s